lunes, 11 de agosto de 2008

FanFictions

Aunque aun no he encontrado fics de Renesmee (si sabéis de alguno os agradecería que lo pusierais en los comentarios o me mandárais un correo) ya he puesto el apartado de fanfictions para poner el mío. Es bastante largo y aun no lo he acabado. Trata sobre la vida de Renesmee siete años después de su nacimiento (cuando su crecimiento ha terminado)

Por ahora pongo el prólogo, muy cortito, y ya iré subiendo los demás capítulos, espero que lo leais y me deis vuestra opinion!

6 comentarios:

Vanessa Cullen dijo...

aw genial el prologo... amo a nessie.. a ver si logras k kiera tantito jacob xq enserio no me hace nada de gracia ...byeee

Bella Cullen dijo...

;D
Ire a mirar (:
Besos

Karina dijo...

Hola....
Me encanto tu blog y cuando entre en el foro de creúsculo-es me fije en un nuevo fic sobre Nessie y lo lei. me facino, bueno, ahi tambien te deje un post.
Ojala que sigas luego.

muchos besos
chau

florlizeth5 dijo...

holasz
que ondas
neta que me encantan estos blog
es mi rutina entrar aqui
ajaja deveras sigue poniendo mas fanfic nesecito leer
soy super
fan es neta

oks weno me boy adiosin
agreguenme quien quiera comentar
sobre la saga oks

flawer_br@hotmail.com

Sara Cullen dijo...

Hola como estas? Cassandra... no se si permitirias que alguien mas publicara un fanfic por tu blog.... please avisame si si... para enviartelo y que lo montes... Besos... Sara

Sara Cullen dijo...

Hola! Ya que estoy de vacaciones he empezado a trabajar en mi propio FanFic... les dejo solo el prologo, espero que les guste

Prologo

Han pasado unos buenos años ya desde la primera vez que vi a quien seria la razón para cambiar todo lo que conocía, para descubrir, que tal vez aquel no era mi lugar, que estaba destinada a algo mucho mas grande – tan grande que no era capaz de imaginar sus dimensiones.
Aunque los recuerdos de esos tiempos son algo nublados, me he esforzado para que no desaparezcan, para que se queden conmigo los años por venir, años que aun cuando no deberían tener mucha importancia, que deberían ser como días para nosotros, sigo contando fascinada. Recordando cada vez que tengo oportunidad las primeras veces cuando me distraía aquella piel blanca, dura como el mármol y fría como el hielo; el primer beso, en el que me recordé que era necesario respirar; la primera vez salvada de mi mala –en exceso mala- suerte; todas aquellas ocasiones en donde nos cuestione pero la fe me hizo seguir de pie. Y por supuesto están los recuerdos que son más impactantes y muy nítidos como la primera vez que lo vi con estos nuevos ojos; la primera vez que su intenso aroma me invadió; la primera vez que lo deje verme realmente.
Aquí estoy ahora contemplando una realidad, que aun percibo como uno de los mejores sueños, pero por lo que soy capaz de sentir se que no lo es, que es maravillosamente la realidad de mi vida, o ¿debería decir de mi existencia, nuestra existencia?, ya va una década y todavía no me hago a la idea. Mirando por la ventana de la casa del Viñedo, en nuestra visita al Sur de Francia, solo puedo contemplar las cosas que hemos pasados juntos, todo lo que nos hemos dicho y por supuesto hecho, me encantan estos momentos para dejar divagar mi mente, que aun cuando esta algo dispersa sigue muy al pendiente de alguien que acaricia las teclas del piano en la estancia, caricia que produce unas notas que me son sumamente familiares.
- “Bella, amor, ¿será que nunca te vas a alejar de esa ventana?”- esa voz aterciopelada, que me era inconfundible, me hizo volver por completo a la realidad y dejar de divagar en mis recuerdos.
- “¿Carlisle esta completamente seguro? ¿tu estas completamente seguro?”- dije sin voltearme para no perder valor o que él pudiera detener mi pregunta.
- “Estamos seguros, yo estoy seguro”- Después de una década todavía tiene efecto en mi que coloque sus manos en mi cintura como la primera vez.